Ser únicos, irrepetibles; imprimir en una creación ese carácter genuino, personal, cambiante como la vida misma. Es ahí donde reside la originalidad.
La innovación es una máxima irrenunciable. Tenemos un claro compromiso con la búsqueda de nuevos horizontes, nuevas metas. No existen limitaciones a la imaginación y lla creatividad.
En la originalidad también reside el concepto de calidad. Algo es original también cuando es mejor que el resto, cuando nadie más es capaz de imprimir esa huella en la mente.